Últimos temas
» Yuna Ayano ID
Miér Sep 14, 2016 7:17 pm por Alkosh

» Nuevos datos: Religión y dioses de Pridan
Miér Jun 01, 2016 3:57 pm por Alkosh

» Titanic {Elite}
Lun Mayo 30, 2016 1:12 pm por Invitado

» Propiedad de Nilsin
Dom Mayo 22, 2016 8:57 pm por Nilsin Ulter

» Habilidades de Ondmund
Dom Mayo 22, 2016 3:32 am por Ondmund Reliant

» Registro de Clase
Vie Mayo 20, 2016 12:25 am por Ondmund Reliant

» Registro de PB
Vie Mayo 20, 2016 12:20 am por Ondmund Reliant

» Ficha del Capitán de la Guardia (Ondmund)
Jue Mayo 19, 2016 4:37 pm por Alkosh

» Before my body is dry
Lun Mayo 16, 2016 2:16 am por Nilsin Ulter

Afiliados Élite (00/40)
Hermanos (00/05)
Directorio (00/10)
© HARDROCK

Nilsin Ulter

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nilsin Ulter

Mensaje por Nilsin Ulter el Jue Mayo 12, 2016 7:01 pm

Nilsin Ulter
El mundo entero quiero conocer.


Datos del Personaje
Apodos:
Nils, Pequeña flama
Cumpleaños:
23 de Bellota

Edad:
19 años

Raza:
Humana

Clase:
Bruja

Sexualidad:
Heterosexual

Avatar
 Freyja Broucke

Ocupación
Princesa / Guerrera


Hobbier
-Entrenamiento con armas cuerpo a cuerpo
-Entrenamiento con magia
-Lectura de diversos temas
-Práctica de estrategias militares
-Meterse en problemas

Defectos, Habilidades y Virtudes
Defectos
-Temperamento volátil
-Curiosidad infinita
-Sumamente competitiva
Virtudes
-Fieramente leal a quien se gana su confianza
-Hábil en el combate cuerpo a cuerpo y la magia
-Ávida estudiante
Habilidades
-Visión nocturna
-Zarpasos
-Mordida potente por colmillos
-Magia de Bruja

Descripción Física
Nilsin es orgullosa portadora del linaje de la casa Ulter. Es tan alta como lo fuera su madre alguna vez, con el fuego de la batalla en sus venas y los bravos vientos del norte en su pecho, reflejados en su verde mirada y la amplia sonrisa que suele portar. Al igual que su predecesora, Nilsin ha heredado una cabellera pelirroja indomable y un rostro tan delicado que aparenta inocencia a cada momento, aún cuando se le ha atrapado con las manos rojas en alguna de sus jugarretas.
Casi siempre viste con armadura con su preciada hacha en mano. De lo contrario viste como todo un hombre: de pantalones, botas, camisa de gruesa lana, muñequeras y guantes de piel. Aún así no deja su arma de lado, pero también se le puede ver con una alforja de cuero en la cual lo más probable es que cargue un par de libros.

Descripción Psicológica

El carácter de Nilsin es bastante volátil. En un momento puede enojarse contigo y hacer una rabieta para luego distraerse y alegrarse a los pocos minutos, tratándote como si no hubiera rencilla alguna. No tiene real respeto por el espacio personal, pues afirma su control de la situación de esta manera. No es que la chica esté retrasada o esté estancada en la niñez, como lo piensa su hermana debido a esa actitud tan infantil. No. Todo lo contrario.
Nilsin conoció a la Muerte desde pequeña, este concepto no le era ajeno debido a las rencillas entre facciones. Aún cuando compartía el gusto de su hermana por leer esto no era suficiente para distraerla de escuchar y observar el mundo tal y como era. Familias sollozaban por sus guerreros caídos. Eran hijos, hermanos, padres, e incluso algunas hermanas e hijas. Esto le hizo pensar a la pequeña Ulter, preguntarse en qué pasaría si esas personas fueran su propia familia, si fuera ella. Por eso anhela tanto el conocer y vivir. A partir de la muerte de su madre decidió ser una guerrera no solo por atrasar su propia muerte, si no la de sus seres queridos también, prefiere cruzar espadas con los mejores guerreros que quedarse de lado sin hacer nada.
Mientras tanto ella sonríe y busca distraer por medio de sus jugarretas. No desea ver a su padre quedarse en suspiros ni a su herman olvidar que la vida también es una aventura como la que se encuentra entre las páginas de sus libros. Venganza, tristeza, odio, todo aquello que te consume y acaba, ella los combatirá con su infinita esperanza.

Historia:


Durante el segundo embarazo de la reina se dijo que de su vientre nacería un niño. Un muchacho con el espíritu de su padre pues las señales apuntaban a ello, se decía que aquel varón sería un príncipe del cuál estar orgullosos.
Aquella cálida noche de Bellota no hubo príncipe, pero tampoco hubo princesa. Lo que nació fue una guerrera con fuertes pulmones, de blanca piel y grandes ojos verdes llenos de curiosidad por el mundo que le rodeaba, se le regaló el nombre de Nilsin, nacida bajo el estandarte de la casa Ulter. Aún y a pesar de no ser lo esperado la niña fue otro motivo de alegría para sus padres, Djora y Runa, y para su hermana mayor, la princesa Arya.
Con el tiempo se volvería un enorme dolor de cabeza.

Antes de caminar empezó a correr, y aún sin poder levantar un instrumento musical ya usaba gruesas ramas como espadas, imitando los movimientos de su padre y de sus guerreros, siempre ávida de ir y venir, de conocer y verlo todo, y de pelearse a rabietas con sus progenitores y su hermana cuando estos intentaban detenerla. Aún así los amaba con toda el alma. Incluso ahora que sus recuerdos de la infancia se han vuelto borrosos y el rostro de su madre se ha perdido de su mente, su voz sigue resonando con tanta claridad como si estuviera a su lado. Sus dulces palabras le han guiado aún luego de la muerte, y tan solo tiene que ver su propio reflejo en el agua para imaginar que en verdad está con ella, para recordar que Runa nunca dejaría amparadas a sus hijas ni al esposo que tanto amó.

Aquel día en que le arrebataron la vida a su madre, Nilsin apenas tenía tres años y no podía comprender el por qué su padre ahora era rey de los suspiros y su hermana la princesa de los sollozos. Lo único que sabía era que su madre se había ido, que aquella caricia que le había dado en la mañana había sido la última por siempre, y que no quería ver a su familia seguir de esa manera.
Desde ese día sus travesuras y jugarretas se volvieron más frecuentes, más grandes, más difíciles de ignorar. Requerían la atención de su padre a cada momento para detenerla y regañarla, arreglar las cosas y luego no darle el castigo correspondiente debido a la cara de cachorro herido que su hija menor le hacía. Ella, que es el vivo reflejo de su madre, hacía que su padre olvidara su dolor por un momento para resoplar y reír un momento, recordando que él era incluso peor de pequeño.
Con Arya en cambio, la pequeña la hacía víctima de sus travesura o la convertía en cómplice involuntaria, terminando ambas en una carrera para no ser atrapadas por la o las personas que habían hecho enojar, con los vestidos sucios y los zapatos cubiertos de tierra, cosa que hacía enojar bastante a la Ulter mayor. A veces, sin embargo, podían compartir unos cuantos momentos en paz y armonía, pues ambas tenían un gusto compartido: La lectura. Nilsin siempre ha pensado que su hermana es la mejor historiadora, con su voz tan dulce y melodiosa hacia interesante todo lo que le leyera, y podía escucharla por horas sin interrumpirla, incluso quedándose dormida a su lado o prometiendo comportarse con tal de que continuara con la lectura.

Así seguirían por tres años más en los cuales, aún con su mente tan infantil, Nilsin se daba cuenta de que sus distracciones solamente funcionaban de manera breve, pues luego tanto su padre como su hermana se iban a lo suyo, con tanta seriedad y preocupación que se olvidaban de vivir. La menor no deseaba eso. Quería vivir, aventurarse como lo hacían los personajes en las historias de su hermano, como los protagonistas de las canciones que cantaba (el único talento “gentil” que aprendió por obligación de su hermana fue el canto). Por ello insistió a su padre que le dejara ir a Tyr Silvidon bajo la excusa de que aprendería a defenderse.

Fue ahí donde conoció su propia afinidad por la magia además de las armas. Donde su correr y su bravura fueron admirados, el ingenio que tenía para las travesuras lo convirtieron en mente para la estrategia, y su anhelo por el conocimiento era atendido a cada instancia. Fue ahí donde conoció a los tres seres fuera de su familia que se han vuelto indispensables en su vida: Faolin y Yuna siendo los primeros.

Yuna estudiaba con ella en el bastión, Faolin había llegado con su maestro, ambos relacionados con los dragones pues la primera es parte de la gente del dragón y el segundo es un jinete de dragón elfo. Ambos eran exóticos, una curiosidad en carne viva, y Nilsin no perdió ni un minuto en acercase con mil y un preguntas, conociendo no solamente de sus respectivas gentes, si no a ellos mismo también. Pronto eran un trío inseparable. Ella luchaba con y por ellos.

Llegó el día en que la triada debía separarse. Faolin les dejó más temprano de lo que ella hubiera deseado, sin sospechar que aquel extraño sentir que había comenzado a crecer en su pecho también estaba sembrado en Yuna. Cuando las chicas, ahora jovencitas, se confesaron una a la otra la atracción que sentían por el elfo se creó una distancia y rivalidad entre ellas, cosa que aún ahora que Nilsin está en casa le sigue doliendo.
Tras ese día la joven se había dedicado más arduamente a sus estudios de la magia y el combato, habiendo recibido su preciada hacha a sus quince años y la cual cuidaba como el más preciado tesoro. Apuntaba a ser mejor en su arte para no resentir la soledad que la partida de Faolin y la distancia con Yuna le habían dejado. Cuantas veces deseó poder ir con Yuna y abrazarla, contarle sus males y escuchar los de ella como antaño, pero el orgullo y el dolor que sentía en su pecho al pensar que quizá algún día Faolin entregara su corazón a su amiga era…indescriptible.
Odiaba esa sensación.

Por lo menos su consuelo vino en forma de su mejor amiga, aquella que nunca le iba a abandonar y habría de acompañarle por el resto de su vida. Fue a los 17 años, recién cumplidos, a pocos meses de ser mutada para completar sus estudios y ser nombrada Bruja.
Aquel cachorro era tan pequeño y tan delgado que cualquiera hubiera pensado que era un extraño gato desnutrido que se había colado en las habitaciones de los estudiantes, pero en sus ojos se ocultaba una verdad indescifrable. Estaba sentado sobre el pecho de la joven, observándola fijamente con aquellos enormes ojos llenos de asombro.
Nilsin tomó a la frágil criatura en brazos, supo en ese momento que le amaba, y que ahora era una parte tan indispensable de su vida, que un pedazo de su alma moriría si no le tuviera. A ese cachorro de tigre blanco le ha llamado Rudyard, un presentimiento le dijo su nombre, y han sido inseparables desde ese encuentro.

Al poco tiempo de que ella y su familiar se conocieran tuvo lugar la primera mutación de Nilsin. Aquella que la marcaría como una Bruja ya formada, y fue por Rudyard que eligió al Tigre de Anterma como la criatura a quien estaría ligada.
Al terminar el proceso los ojos de la chica se alargaron más de lo que ya eran, el verde ahora resaltaba más, pues ahora era capaz de ver a través del velo de la oscuridad. En los siguientes meses tendría más de estas transformaciones, su apariencia cambiando pero nunca llegando a dejar de ser ella por una simple razón: El respeto hacia su madre.
Djora siempre le dijo, al igual que el resto de la gente, lo mucho que se parecía a Runa, además que aún seguía imaginando a su madre a su lado cada que veía su reflejo. No quería deshacerse de eso.
Sus ojos, colmillos y garras terminaron cambiando. Más no las orejas ni la cola o la nariz, era sacrificar la oportunidad de tener las habilidades que cada uno le otorgaban, pero podía vivir sin ellas.
Luego de este ritual le sería entregado su montura, un huargo cachorro al cual podía cargar en su mano con la misma facilidad con la que cargaba a su familiar, aunque en el futuro fuera a crecer de un tamaño mayor al de su propio padre. A este pequeño le nombró Ran, y ahora se siente madre tanto de él como de Rudyard, pues los protege con una ferocidad respetable.

Incluso tras haber cumplido sus estudios como Bruja optó por quedarse hasta cumplir los 18 para reforzar tanto su magia como sus armas, pues al llegar a casa quería ser una guerrera de la cual su padre estuviera orgulloso. Había aprendido mucho de disciplina también, así que podría estar bajo el mandato del capitán sin problema alguno.

Todo esto cambió cuando llegó a casa y conoció al capitán, Ondmund.

Prepotente, primitivo, imbécil en todo sentido. Nilsin jamás estaría obedeciendo a alguien como él, además de que este ni siquiera quería dejarla entrar en la guardia. Por la salud de su padre y por mantener la paz en su familia con quien acababa de reunirse, la joven renunció a su ambición de estar dentro de la guardia y evitar discusiones, mas no por ello iba a dejar las armas. Y solamente por incordiar al capitán Reliant ella entrenaría más arduamente tanto en magia como en armas, para ser mejor que él y callarle la boca de un golpe de ser necesario.
Esto no solamente se ha vuelto una molestia para ella, si no que ha creado también distancia entre las hermanas pues la mayor estaba embobada por el hombre. Era la segunda vez que se distanciaba de alguien a quien quería por causa del amor.

Su hermana, Arya, quien ya crecía con porte de reina y la sabiduría de una no dejaba de ser una chiquilla hormonada apenas estar en presencia del capitán, al igual que muchas otras mujeres. La menor incluso teme que la mayor prefiera a Ondmund por sobre su propia hermana. Ahora mas que nunca Nilsin teme a la idea del amor, viendo lo que provoca en incluso la mujer más inteligente.
Por ello mismo ahora Nilsin también lee más que antes, para recordar los buenos tiempos con su hermana, y también en parte para molestar a Reliant, pues este siempre intenta hacer que ella deje de leer al ser una actividad poco femenina. A los ojos de Nilsin, Arya nunca será una buena reina si no controla sus emociones, pero no le habrá de decir esto. Así como se rehusa a ser la responsabilidad de su hermana, aceptando y lidiando las consecuencias por sus acciones, Arya tendrá que aprender por cuenta propia, así le rompan el corazón.

Eso no quita el hecho de que Nilsin vaya a romperle la cara a quien la lastime. Por eso ahora se enfoca en se la protectora de la misma en una manera más profesional, ser la guerrera personal de la princesa heredera junto con Rudyard y Ran, quienes ya son capaces de correr y cazar con dos años de edad.
Ran siendo Ran: Es un huargo especial
Rudyard más calmado: Pero te sigue juzgando en silencio





hecho por Faeledhel para Sourcecode




avatar
Nilsin Ulter

Mensajes : 29
Oro : 84
Fecha de inscripción : 10/05/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nilsin Ulter

Mensaje por Alkosh el Jue Mayo 12, 2016 7:22 pm


Bonificaciónes :
- +50 Oro por hacer personaje Canon
- +3 puntos de habilidad extra
- 1 arma a elección del personaje (se pierde si se hace tirada inicial

_________________

YO:
avatar
Alkosh

Mensajes : 78
Oro : 122
Fecha de inscripción : 14/07/2015
Edad : 21
Localización : En los Cielos en el dia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.